LIVE FAST, DIE LAST

Alexander Lernet-Holenia (2013). El Estandarte (1ª ed.). Barcelona: Libros del Asteroide. 331p.

Jean Echenoz (2013). 14 (1ª ed.). Barcelona: Raig Verd Editorial. 128 p.

Las palabras de tinta de algunos tatuajes suelen ser cortas, certeras, efectivas y demoledoras, pero mejor que un tweet porqueprevalecen hasta que se pudre la piel al morir. Las pulsiones en 140 caracteres son efímeras cual orgasmo, no sirven para dejar huella. Para eso es mejor leer ‘El Estandarte’ y ‘14’, dos novelas que hablan de la vida rápida y la muerte esquiva durante la primera guerra mundial, y porque tendrán más reediciones, no se pudrirán como los pellejos de los lectores.

En realidad, estas dos obras suponen una exaltación del amor desbocado hacia la vida en todas sus facetas, por encima de toda la mierda de las trincheras. Retratan también la variedad de encuentros posibles con la dama de la guadaña que acechan a un soldado en el frente y sus consecuencias.

Imperio

‘El Estandarte’, a cargo de Libros del Asteroide, es un manual de la inutilidad de la guerra por mantener con vida el agonizante imperio austro-húngaro. Su autor, Alexander Lernet-Holenia, si bien siente nostalgia por un pasado que siempre será mejor, describe los ultimísimos estertores de la derrota, a través de unos oficiales valientes y sus peripecias por llegar a Viena en medio del caos. Es su viaje hacia la destrucción. Se trata de una huida desesperada hacia una frontera, un modo de vida y una casta que desaparecen por segundos bajo sus pies. Sus personajes ofrecen unas reflexiones muy válidas hoy sobre aspectos diversos. Pero me quedo con una frívola y certera: “La belleza auténtica perturba los sentidos siempre y en todo lugar”. Lernet-Holenia seguro que llevaba tatuado en su carnes el lema ‘Live Fast, Die Last’.

El pueblo

Si el primer libro narra los amoríos y los usos y costumbres de unos selectos oficiales, ‘14’ del francés Jean Echenoz describe la misma partida pero desde el lado galo. Disecciona con crudeza las peripecias dramáticas de un grupo de cinco amigos del mismo pueblo, la sordidez de la trinchera y las invenciones mecánicas que aportó la novedad de la destrucción masiva, el drama de la vuelta a casa y la difícil reincorporación a la vida civil. El lector entenderá de forma muy breve la gran brecha que supuso la primera guerra mundial y la entrada en otra época. Hace cien años los tatarabuelos de Europa enterraron en los campos de batalla un tiempo remoto, semilla para una floreciente entropía global. Es también la historia de Blanche, que aguarda unos regresos inciertos. Es este un libro sobre la esperanza tras la guerra, sin épica, sin oropel, sin brazos, sin miembros. La amputación y la eliminación física levantan el telón de un nuevo guiñol.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s